lugares sagrados
lugares sagrados

Share

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Cuáles son los lugares sagrados para la religión cristiana en Israel

Aunque la Ciudad del Vaticano, Lourdes o Canterbury son algunos de los lugares santos más conocidos por los cristianos de todo el mundo, los lugares más sagrados de la religión con mayor número de fieles en el planeta se encuentran en Israel.

Los lugares sagrados de la religión cristiana en Israel son aquellos por los que transcurrió la vida de Jesús en Tierra Santa. Entre los más destacados se encuentran la cima del Monte de los Olivos donde Jesús ascendió al cielo, el Huerto de Getsemaní con sus antiquísimos olivos, la Vía Dolorosa que fue la ruta que Jesús siguió desde el pretorio de Pilatos hasta el Gólgota, la Iglesia del Santo Sepulcro, el Monte Sión dónde está el Cenáculo de la Última Cena, y la ciudad de Belén que es el lugar del nacimiento de Jesús y donde se encuentran la Iglesia de la Natividad y el Campo y Gruta de los Pastores.

El origen de la Tierra Santa

La Tierra Santa es el territorio que comprende todos los sitios en los cuales se desarrollaron escenas bíblicas del Antiguo y del Nuevo Testamento. Hoy en día, esta superficie comprende además de Israel, algunos lugares de Palestina, Egipto, Irak, Siria, Turquía y Grecia. Ya sean iglesias, montes o tumbas, todos tienen un enorme valor simbólico y espiritual para las distintas ramas del cristianismo. El caso de Israel es, sin dudas, muy especial para los cristianos, ya que en esta región tuvieron lugar muchas de las historias narradas en la Biblia y cuyo protagonista fue Jesús, el símbolo más importante de la religión cristiana.

Jerusalén, la capital de todas las religiones

Uno de los lugares más importantes, tanto para judíos, musulmanes y cristianos, es Jerusalén, capital de Israel desde 1949 y dominada a lo largo de la historia por un sinnúmero de reyes, religiones y pueblos. Aquí es donde transcurrieron algunos de los sucesos más importantes en la vida de Jesús, como su última cena o su crucifixión. En el Monte Sión se halla el Cenáculo, el lugar donde Jesús celebró la última cena con sus apóstoles y en el que éstos recibieron al Espíritu Santo en forma de llama sobre sus cabezas el día de Pentecostés.

Probablemente el lugar más sagrado en el mundo para el cristianismo es la Iglesia del Santo Sepulcro en el Barrio Cristiano de la Ciudad Vieja de Jerusalén. En este sitio se cree que se produjo la muerte y resurrección de Jesús.

Los lugares sagrados de la muerte y resurrección de Jesús

Después de recorrer la Vía Dolorosa de la Ciudad Vieja con la cruz a cuestas, Jesús fue llevado al monte Gólgota (también conocido como Calvario) donde fue crucificado. El Altar de la Crucifixión, ubicado en la Iglesia del Santo Sepulcro, marca el punto exacto en el que se cree que murió Cristo, y en la Sala del Tesoro se conserva un pedazo de la cruz en la que murió Jesús y que con el tiempo se transformó en el principal símbolo del cristianismo.

Cuando los soldados romanos bajaron el cuerpo de Jesús de la cruz, lo depositaron sobre la Piedra de la Unción, que también se halla en la Iglesia del Santo Sepulcro. Allí fue preparado para su entierro en un hueco excavado en la roca a pocos metros del Gólgota: el Santo Sepulcro. Lugar del que Jesús resucitó tres días más tarde. Cerca de allí, en el Monte de los Olivos, Jesús dio el Sermón de la Montaña y ascendió al Cielo. Hoy en día, desde el punto en el que lo hizo, está la Basílica de la Ascensión.

Belén y Nazaret, las casas de Jesús

En Belén se encuentra la Iglesia de la Natividad, edificada sobre el lugar en el que nació Jesús. Es uno de los templos cristianos en uso más antiguos y fue construida sobre la cueva conocida como portal de Belén donde se cree que nació Jesús. La primera edificación de este templo data del siglo IV después de Cristo por orden del emperador romano Constantino. Actualmente está administrada en forma compartida por la Iglesia Ortodoxa Griega, la Iglesia apostólica armenia y la Iglesia católica con derechos menores para los Ortodoxos Sirios y coptos.

Y en cuanto a lugares sagrados para la religión cristiana, hay que destacar a la ciudad de Nazaret, lugar donde creció Jesús; y a Canán, donde según relatan las escrituras Jesús realizó sus milagros y curaciones.

De ríos y jardines

No solo hay ciudades o iglesias sagradas en la fe cristiana. Tal es el caso del Río Jordán, donde se cree que Juan el Bautista pudo bautizar a Cristo, instituyéndose así el sacramento que libera al cristiano del pecado original y lo convierte en miembro de la Iglesia católica. Otro lugar cargado de simbolismo es el Jardín de Getsemani, emplazado a los pies del Monte de los Olivos, donde mientras Cristo se encontraba rezando fue apresado por los romanos.
Los lugares sagrados en Israel son muchos. Están a lo largo y ancho del territorio. A la hora de visitarlos, la religión muchas veces queda de lado porque el aura mística que rodea a esos lugares hace que trascienda a la propia religión. El objetivo del Estado de Israel es que, sin importar el credo, todos los turistas puedan visitar estas maravillas que el país se ha encargado de preservar.

arrow-black

SUBSCRIBE TO
THE NEWSLETTER